BLOG

Si odias las llamadas en frío, e incluso si no lo haces, debes comenzar a capitalizar el trabajo que ya has hecho.

Muy a menudo no utilizamos uno de los componentes de venta más persuasivos en nuestros materiales de marketing: las palabras de nuestros propios clientes. Muchas personas creativas tienen maravillosos testimonios de clientes, pero nunca los usan por temor a que estén “presumiendo” o que sea “demasiado autopromocional”.

Bueno, ¡por supuesto que es auto promocional! ¡De eso se trata el buen marketing!

Cuando hayas terminado un proyecto para un cliente, ¿por qué no capturar ese momento en las propias palabras del cliente para mostrarles a los clientes potenciales el valor de sus servicios? Los testimonios son aún más cruciales para las empresas creativas porque es más difícil para la persona promedio establecer un valor en la mayoría de los artículos y servicios relacionados con los intangibles, como por ejemplo un servicio e consultoría. Ver a otros hablar sobre el valor de trabajar contigo los ayudará a comprender más fácilmente el valor de tu trabajo.

Si su cliente no viene corriendo a tí con un testimonio, entonces pídele uno. No hay nada de malo en eso y la mayoría de los clientes se sienten honrados de que les hayas preguntado.

Los mejores testimonios son aquellos que muestran que se ha alcanzado un objetivo medible y utilizan un lenguaje con el que tus clientes potenciales pueden identificarse.

Por ejemplo, aquí hay un testimonio que recibí de un cliente que tiene su propio negocio de paseo de perros y pensionado:

“No sé como lo haces. Cuando comenzaste a asesorarme con todo el tema de email marketing, siempre que tenía una duda, tu estabas…. Siempre estabas… Y es increíble porque así como estoy yo tenías otros clientes ….. “No importa el volumen de negocio de ese cliente, estás siempre ahí” 

Willy Vanrell, Recreo Canino

Es un testimonio muy válido y espontáneo, aunque no se pueden medir resultados.

Si tiene testimonios, pero no son medibles, entonces no son tan persuasivos como deben ser para vender a un futuro cliente. Para obtener testimonios medibles, todo lo que tiene que hacer es pedirlos. Si recibes un testimonio de un cliente que no se puede medir y no muestra un ejemplo específico de cómo ese cliente ha mejorado desde que trabajó contigo, agradézcale al cliente por los amables comentarios y pídale que reduzca el éxito a uno. o dos elementos específicos que se mejoran debido a su trabajo en conjunto.

Puedes responder con algo como:
“Gracias por sus comentarios. Es maravilloso escuchar acerca de su éxito. ¿Qué ha mejorado específicamente durante nuestro trabajo conjunto? ¿Pudiste medir la diferencia?”

Cuanto más medible sea el testimonio, y cuanto más hable el cliente con sus propias palabras, más persuasivo será para el cliente potencial y más fácil será generar nuevos negocios.

Revisa tu lista de clientes y revisa los proyectos recientes. Pídeles a tus mejores clientes testimonios medibles. ¡Es mucho más fácil que hacer una llamada en frío!

Si quieres escuchar el testimonio del Sr Vanrell de viva voz, te invito a que escuches su entrevista AQUI

Ir arriba

El Canal del Marketing

Icono El Canal del Marketing
Accede a tu cuenta